Cuando se habla de crianza no hay recetas ni fórmulas mágicas; sin embargo, en el recorrido que he tenido como docente y mamá durante más de 10 años, he podido encontrar un camino que me ha funcionado y que he compartido con diferentes familias y hoy he querido compartir con la nuestra comunidad de corazón y razón.

A continuación, podrás encontrar nueve pasos que te pueden ser útiles para atender de manera respetuosa las situaciones de desconexión emocional de tus hijos.

Autocontrol del adulto.

Para atender una pataleta de manera respetuosa es necesario que el adulto guia está tranquilo, si se siente enojado y frustrado con la situación que el niño está presentando es mejor esperar hasta que el cerebro del adulto está en la mejor disposición.

Conexión antes que corrección.

Cuando tu hijo esté en una situación de desconexiónn emocional, lo primero que debes pensar es en conectar con el sentir del niño más que en corregir o desear hacer la relexión o el analisis de la situación; estp vendrá después. 

Ponte a su altura.

Cuando nos ponemos a la altura del niño, incluso más abajo, el cerebro entiende que somos iguales, que no hay nadie con más valor que el otro y esto ayuda a la regulación emocional de la situación. 

Conecta con su mirada.

Intentar conectar mirada con mirada; una mirada de amor y compasión ayudará a que el niño se sienta amando apesar de que está pasando por un mal momento. Esto le ayudará a sentirse amado incondicionalmente y entender que el no es una mala personal; sino que la está pasando mal por algo pero hay alguien que lo está acomapañando desde el amor y el respeto.

Conecta con su emoción.

Intentar describir la emoción que como adulto podamos pensar que el niño está transitando es de granayuda. Es importante no juzgar al niño, sino describir lo que vemos, incluso cómo vemos su cuerpo: rojo, caliente, la expresión facial, los puños, etc. 

Redirecciona.

Redireccionar es cambiar el chip, es no quedarse enganchado. Es permanecer firme en la decisión, pero decirle que sigue, es confiar en la rutina. Un ejemplo puede ser, decirle al niño: entiendo que estés triste, no puedo comprarte el juguete. Ya es hora de ir a casa, nos vamos corriendo o saltando?

Sé la corteza prefrontal de tu hijo.

La corteza prefrontal es la encargada del pensamiento, la creatividad, la solución de ocnflictos, las funciones ejecutivas, entre otras funciones. Cuando un niño está en una situación de desconexión emocional, es importante saber que en ese momento no tiene la capacidad de reflexionar y analizar lo sucedido, esto es responsabilidad del adulto.

Crea el tiempo fuera positivo.

El tiempo fuera positivo es una excelente herramienta para ayudar a que los niños vuelvan a la calma y puedan de nuevo conectar la corteza prefrontal con el sistema limbico. Te invito a que leas los contenidos relacionados con este tema acá mismo en el blog.

Enseña lo que sucede en el cerebro.

Enseñar a los niños el funcionamiento del cerebro es de gran ayuda. El lenguaje debe ser sencillo u adecuado a la edad. Que sepan que su cerebro se desconectó y necesita de herramientas para volver a la calma y luego poder comprender lo sucedido.

Share This

Share This

Share this post with your friends!