Un aspecto importante para poder establecer el tiempo fuera positivo y educar en las emociones es el lenguaje. Por este motivo, el establecimiento de esta herramienta debe realizarse después de los tres años.
Es por esto, que una educación emocional desde el lenguaje es fundamental y necesaria. Una de las estrategias es comenzar a nombrar las emociones, porque de esta manera cuando el niño la sienta la podrá expresar y de esta manera reconocerla.
A continuación, quiero compartir algunas herramientas que nos pueden ayudar en este proceso tanto en el hogar como en las aulas.
Ideas para el desarrollo del lenguaje de las emociones en los niños y niñas.
Lectura de cuentos
Leer cuentos siempre será una maravillosa estrategia para adquirir lenguaje y generar conexión. En este caso leer cuentos relacionados con las emociones.
Pelotas de las emociones
Utilizar pelotas relajantes con las expresiones de la emoción, se puede nombrar la emoción, realizar su gesto y expresar cómo se siente en el cuerpo.
Llavero de las emociones
María Montessori utiliza “los llaveros” como herramienta para la adquisición de lenguaje. En este caso es de gran ayuda para que el niño o niña inicialmente pueda señalar cómo se siente.
Imágenes de emociones
Tener imágenes de las emociones, buscarlas en las revistas, colorearlas, jugar al fotógrafo y tomarse foto en familia de las emociones.
Espejito espejito
Mirarse al espejo y realizar los gestos de las emociones.
Ruleta de las emociones
Rodar la ruleta y al parar nombrar y realizar los gestos de la emoción.
Y a ti…qué se te ocurre para desarrollar el lenguaje de las emociones en los niños?
Share This

Share This

Share this post with your friends!