Los niños entre los 0-7 años, se encuentran en una etapa concreta. Por este motivo, a la hora de establecer el tiempo fuera positivo, es importante tener objetos que le ayuden a regular y gestionar sus emociones.

Este objeto, es único e individual, es decir, depende de cada niño y sus características. De allí, la importancia de ser un adulto/cuidador observador que ha identificado las actividades u objetos con los cuales el niño se calma.

En el momento en que se está estableciendo el tiempo fuera, el adulto/cuidador puede decir al niño: yo he notado que tu te sientes tranquilo cuando abrazas tu peluche, ¿quieres ponerlo en este lugar?

El tiempo fuera positivo y los objetos de la calma.

Mandalas

Colorear ayuda mucho a volver a la calma.

Botella de la calma

Esta estrategia ayuda mucho, puesto que el sólo hecho de mirar la botella y ver cómo funciona genera en el niño calma. Además, la sola realización de la actividad es divertida. Acá les comparto un video en donde explican cómo realizarlo: https://www.youtube.com/watch?v=BHVtOvOhj2s

Cuento de la tortuga

Este cuento enseña a los niños a “recogerse” cuando se encuentren enojados. Es decir, les enseña una posición física de esconderse como la tortuga en su caparazón. Acá les comparto un link para ver la historia: https://www.youtube.com/watch?v=riwGSIUkXRs

Botiquin del amor.

Esta actividad hace referencia a una serie de “pastillitas” que el niño puede comer cuando sienta que necesita ayuda. Por ejemplo, están las pastillitas de “felicitin”, “divermax”, “vita-amor”, etc. La administración anterior, desarrolló esta estrategia, la cual tuvo gran impacto en las instituciones educativas de la ciudad. Esta idea la puedes desarrollar en casa y pueden crear sus propias pastillas para la familia.

Amasar

Amasar plastilina ayuda mucho, especialmente la dura puesto que toma más tiempo.

En el aula, cada año cuando realizo esta actividad con los niños, han salido ideas muy originales como: una bolsa de arroz, un avión, un libro, una velita, un instrumento musical como un carrillón o un palo de lluvia, entre otras ideas.

Como pueden ver, son muchas las ideas, tantas como niños, ya que recuerda que es única.

Cuando llegamos hasta este punto, surge un gran interrogante: ¿cómo hacer que el tiempo fuera no se convierta en un premio?

Share This

Share This

Share this post with your friends!